sábado, 28 de febrero de 2015

“No esperes a que te curen, hazlo tú”



Cristina Sen
Barcelona
“Aprendí a dejar de agradar, a no ser obediente y perfecta, causas de mi fibromialgia”
Dos años después de que le diagnosticaran fibromialgia, con un cargamento de pastillas a cuestas cada día y con unos dolores que sólo empeoraban, Maria Àngels Mestre decidió rebelarse. Postrada en la cama durante tres días por una contractura en la pelvis, incapaz de moverse, esta arquitecta barcelonesa que entonces tenía 54 años explica que tomó las riendas de su vida y de su salud. “Decidí que iba a dirigir yo misma mi proceso de curación, que iba a autogestionar mi enfermedad. No volví al hospital, fui abandonando las pastillas, opté por la medicina holística”, explica. Y se curó.
Maria Àngels Mestre ha puesto su experiencia, el camino que ella recorrió, al alcance de todos aquellos que padecen alguna enfermedad crónica. Método Mestre es su cuarto libro, una síntesis de los anteriores que parten de su proceso de superación de la fibromialgia, de sus recomendaciones sobre alimentación para afrontar el cáncer y que ofrece gratuitamente. No quiere sustituir al médico, sino dar unas pautas “para que el enfermo deje de ser paciente y se convierta en el responsable activo de su salud”. Desde una perspectiva global, integrando todo los aspectos del ser humano y su relación con el entorno.
Su anhelo de curarse, explica, es lo que le movió a abrir la mente y cambiar la forma de pensar, sentir y actuar. Había perdido las ganas de vivir, tenía la autoestima por el suelo. “El cuerpo -señala- obedece y enferma”. Por ello indica que para curar el cuerpo hay que cuidar el alma y entender la salud como una globalidad con cinco pilares: espiritual, mental, emocional, bioenergético y físico. La alimentación se convierte en la principal medicina.
Maria Àngels aprendió a perdonar, perdonarse, y a ser antipática. El orgullo perfeccionista, el hacer siempre lo que se esperaba de ella para agradar, la ira contenida… todo fue lanzado por la ventana. Considera que la fibromialgia es una enfermedad que afecta sobre todo a las mujeres debido a una sociedad de patrones machistas represiva para ellas, obligadas a esconder las emociones. “Aprendí a dejar de ser sumisa y obediente, y a decir que no sin que me importase”, explica. ¿Y la familia?. “Al principio estaban trastornados, pero también han aprendido”.
¿Cómo pienso?¿Qué siento? ¿Cómo me relaciono con el entorno y conmigo misma?¿Con el medio en el que vivo?¿En qué me equivoco? La meditación le ayudo a digerir las emociones y a calmar la mente, probó la acupuntura, el shiatsu y llegó a la alimentación macrobiótica. Fue importante, subraya, “aprender a desaprender” y romper prejuicios.
Ella era arquitecta y no podía mover la mano, ni sentarse en una silla. Había ido perdiendo la energía, lo que define como el puente entre el espíritu y la materia, el motor de la acción. Años de mucho trabajo, recuerda, en los que se había apartado de la naturaleza, de sus fuentes de energía que “son medicinas”. El sol, el aire (respiración, ejercicio), el agua, el sueño y la alimentación.
Mestre es hija, sobrina y hermana de médicos, pero decidió hacer su camino en un proceso en el que considera que la alimentación es una cuestión fundamental. Optó por la macrobiótica suprimiendo los alimentos acidificantes, oxidantes, inflamatorios y tóxicos. Entre otras cosas dejó de consumir azúcar, carnes procesadas, conservas y precocinados, lácteos y huevos. Llenó la despensa de cereales integrales, legumbres, algas marinas, pescado pequeño y salvaje, verduras de raíz. La sopa de miso fue uno de sus principales aliados y cada mañana bebe agua de mar.
Siete meses después se encontraba perfectamente y fue entonces cuando decidió cambiar de profesión. Dejó la arquitectura y su puso a escribir su experiencia y a dar charlas. Para vivir “sin tóxicos”, internos y externos. Para ayudar a quien quiera seguir su camino.

Arroz con wok de verduras


El arroz integral es uno de los cereales más utilizados.  Es un cereal que nos proporciona mucho centro y energía duradera.
Lo podemos consumir en todas las estaciones adaptando nuestras recetas al clima en el que nos encontremos.
Hoy toca arroz con wok de verduras. Cocinar verduras con este tipo de cocción es muy adecuado en primavera.
El efecto será crujiente y un sabor más intenso. Nos aporta movimiento , soltura, es ligero y calienta.
arroz2
Ingredientes:
1 vaso de arroz integral
un brocoli pequeño
una cebolla
1 zanahoria
una taza de seta shitake
shoyu
Preparación:
Ponem0s el arroz a remojo toda la noche. Desechamos el agua y lo cocemos en 2+1/2 medias de agua con una pizca de sal.
El tiempo de cocción del arroz varia según  el fuego y la variedad del propio arroz. Suele tardar entre 35-45 minutos.
Cortamos las zanahorias en palitos, el brocoli en florecitas pequeñas, la cebolla en medias lunas y los shitakes en laminas finas.
Ponemos un wok o sartén al fuego, cuando este caliente añadimos un chorrito de aceite de oliva, y vamos incorporando las verduras poco a poco.
El fuego estará alto y vamos moviendo la sartén o wok haciendo movimientos con la mano.
Añadimos unas gotas de shoyu y seguimos salteando durante 6-7 minutos. Incorporamos el arroz , mezclamos bien y mantenemos en el fuego durante 3-4 minutos más.
Recordar que es muy importante la presentación en el plato. Algo tan simple como meter el arroz en una taza, girarla y servirla en el plato como si fuera  una montañita, cambia totalmente el efecto.

jueves, 26 de febrero de 2015

Salsa cremosa de alcachofa


Estamos en época de alcachofas, asi que es un buen momento para comerlas y beneficiarnos de sus múltiples propiedades.
Debido a su principio activo, la cinarina, son especialmente indicadas para las afecciones del hígado. Se considera un verdadero tónico para este órgano:
-limpia y regenera. Muy adecuado para desintoxicar , sobre todo en primavera.
-ayuda a digerir las grasas
-ayuda a eliminar líquidos
-muy ricas en fibra, adecuada  estreñimiento
-muy útil en casos de hígado graso, insuficiencia hepática, hepatitis e ictericia,colesterol alto, retención de líquidos
Las podemos comer al vapor, asadas, salteadas. Acompañadas de cereales o proteínas vegetales como seitán o tofu.
Hoy la presentamos como una salsa , para añadir a  los platos que se os ocurran.
alcachofa
Ingredientes:
6 alcachofas
1 cebolla
bebida  o nata de avena
pimienta molida
Preparación:
Limpiamos bien las alcachofas y las cortamos en trocitos pequeños.
La cebolla la cortamos en cuadraditos y la salteamos en una sartén con aceite y una pizca de sal.
Mantenemos 5 minutos y añadimos la alcachofas. Mezclamos bien e incorporamos 1 dedo de agua.
Cocinamos 20 minutos, hasta que las alcachofas queden bien tiernas.
Batimos y pasamos por el chino para quitarle las fibras que puedan quedar.
A partir de este momento tenermos 2 alternativas:
1. añadirle nata de avena hasta conseguir la textura deseada
2.añadirle leche de arroz o avena y si nos queda muy líquida engordar con arrurruz  o maicena.
En este caso, la he preparado con leche de arroz , le he añadido una cucharadita de arrurruz . La he puesto a fuego bajo, removiendo hasta que he conseguido la textura que queria.
En ambos casos añadiriamos al final un poquito de pimienta negra molida

miércoles, 25 de febrero de 2015

KUZU, REMEDIO MACROBIÓTICO POR EXCELENCIA



En la zona donde vivo existe un remedio tradicional para la diarrea y las molestias estomacales. Consiste en hervir arroz blanco en bastante agua hasta que esta se espesa. Se cuela y el caldo resultante, también llamado “sustancia”, se da al enfermo. Este remedio corta la diarrea y mejora la condición del aparato digestivo en el caso de que esté alterada.
Estudiando macrobiótica aprendí otro remedio para la mejora del aparato digestivo: elkuzu. Su nombre es extraño pero la forma de utilizarlo sencilla. El kuzu proviene de las raíces de un árbol, que al molerlas y lavarlas repetidas veces, y tras un período en que se dejan secar, quedan como pequeñas piedras blancas.
kuzu remedio en macrobiótica
Este es el aspecto que tiene el kuzu cuando lo adquirimos. Viene en bolsitas pequeñas que suelen costar alrededor de 6 ó 7 euros
¿PARA QUÉ SIRVE EL KUZU?
El kuzu sirve en general para tratar los desequilibrios del sistema digestivo. Olga Cuevas, doctora en Ciencias Químicas y especialista en Nutrición y Salud, recomienda el kuzu para los siguiente casos:
  • Para regenerar la flora intestinal. Esto viene muy bien en caso de haber sido tratado con antibióticos durante un tiempo. Los antibióticos destruyen la flora intestinal, dificultando así la absorción de los nutrientes
  • Para ayudar a “descargar” al hígado. Esto hace mejorar condiciones como dolor articular, hepatitis, cirrosis y alcoholismo
  • Para desinflamar los intestinos y mejorar así los síntomas que pueda provocar dicha inflamación: diarreas, colitis, tifus, enfermedad de Crown, etc.
  • Para los problemas de pulmón cuyo origen es la debilidad en el intestino grueso, algunos casos de asma y bronquitis
  • Para tratar el alcoholismo, ya que reduce los síntomas de la abstinencia
¿CÓMO UTILIZAR EL KUZU?
En primer lugar disolvemos una cucharadita de kuzu en un vaso de agua. Después lo ponemos a calentar sin dejar de mover. Cuando el agua pasa de blanca a transparente ya lo tenemos listo. Dejamos enfriar unos momentos y tomamos caliente.
Kuzu al cocinarlo en macrobiótica
La macrobiótica te enseña a usar el kuzu. Antes de cocinarlo (arriba), después de cocinarlo (abajo)
Podemos elaborarlo con agua o bien con zumo de manzana si lo queremos dulce. En caso de quererlo con un punto salado podemos añadirle unas gotas de shoyu, o incluso un poquito de pasta de umeboshi. El kuzu también puede usarse en la cocina, principalmente como espesante, pero al resultar muy caro (todo el kuzu en España es de importación) suelo reservarlo para el uso medicinal.
Un remedio macrobiótico muy conocido es el ume-sho kuzu indicado para alergias, anemia, piel atópica, colitis, diarrea, diabetes, fatiga y otros desórdenes. Michio Kushi y Alex Jack afirman que “esta bebida fortalece la sangre, promueve la buena digestión y devuelve la energía”. Dan las siguientes instrucciones para su elaboración:
  1. Disuelve una cucharadita de kuzu en 2-3 cucharadas de agua. Añade al kuzu disuelto 1 vaso de agua
  2. Pon a hervir el agua con kuzu. Mueve constantemente hasta que el agua sea transparente
  3. Añade media ciruela de umeboshi o media cucharadita de pasta umeboshi. Baja el fuego al mínimo
  4. Añade varias gotas de shoyu y mueve suavemente
  5. Hierve 2-3 minutos a fuego lento y sirve. Tómalo mientras aún esté caliente

martes, 24 de febrero de 2015

Pan Oshawa


Receta de este pan dulce de avena sin harina , azucar ni huevo. El resultado es sorprendentemente delicioso.
Lo podemos comer entre horas o incluso para desayunar en un periodo de transición.
Ingredientes:
3 vasos de copos de avena finos
3 vasos de zumo de manzana
1kg manzanas ralladas (por la parte gruesa del rallador)
1/2 vaso de pasas
canela en polvo ( al gusto)
puede añadirse ralladura de naranja o limón
Preparación:
Mezclamos los copos con el zumo de manzana y las pasas y dejamos reposar durante 2h(como mínimo)
Rallamos la manzana y la incorporamos a la mezcla junto con la canela y la ralladura de naranja o limón si se desea.
En una bandeja de horno colocamos papel vegetal y estendemos la masa por encima.
Metemos al horno previamente calentado a 160º durante 1h. Está lista cuando vemos que ha cogido consistencia como para poder cortarla.
Queda tostadita por fuera y muy tierna por dentro, similar a una crema pastelera pero con mucho más sabor y mucho mas saludable.

lunes, 23 de febrero de 2015

Muffins de algarroba


Estamos experimentando recetas de postres sin azúcar, leche ni huevos.
Es importante tener recursos a la hora de cambiar de alimentación. Sobre todo en caso de los niños, no les podemos privar de este tipo de  cosas.
Lo que si podemos hacer es buscar la forma de darles sabor dulce de calidad y con aspecto similar a las que podemos encontrar en el mercado.
Estos muffins son ideales para estos casos, o para un antojito de un adulto también…
madalenas
Ingredientes:
200 gr de harina espelta integral
200gr de harina de sarraceno
3 cucharadas de melaza de arroz
3 cucharadas de algarroba en polvo
1 sobre de levadura
1/2 vaso de leche de arroz
Preparación:
Mezclar las harinas con la levadura
Por otro lado mezclamos la melaza y la algarroba y lo incorporamos a la harina
Podemos hacerlas con un molde de silicona o metálico para magdalenas
Precalentamos el horno a 160º, y mientas vamos llenando el molde con la masa que tenemos preparada.
Metemos al horno y tenemos durante 30 minutos a esta temperatura.
Como cada horno es un mundo de calor diferente, pinchamos con un palillo para ver si están listas.
Cuando lo pinchemos y el palillo quede limpio ahí está el punto.

Para la mermelada de frambuesa:
Ingredientes:
300gr de frambuesas frescas
2 cucharadas de melaza
agua
Preparación:
Cortamos las frambuesas por la mitad. Las ponemos en una cazuela con un dedo de agua a fuego bajo
Transcurridos 10 minutos añadimos la melaza y dejamos 30 minutos más como mínimo. Cuanto más tiempo lo dejemos , más sabor tendrá.
Podemos llenar los muffins ayudándonos de una jeringuilla . O simplemente acompañarlos con la mermelada.
Próximo reto.. muffins sin gluten..

sábado, 21 de febrero de 2015

Sarraceno con verduras y olivada


Poco a poco se van alargando las horas de luz y se acerca la primavera. Todavía nos levantamos con heladas y hace falta abrigarse bien por la noche.
Nuestro querido sarraceno , como ya hemos hablado en otras ocasiones nos calienta a nivel interno y nos proporciona energía duradera.
Nos comentais que os resulta complicado combinarlo o preparar platos con este cereal. Así que aquí esta esta receta sabrosa y sencilla.
pastel










Ingredientes:
1 vaso de sarraceno
2 vasos de agua
2 zanahorias
2 puerros
1 taza de campiñones
3 cucharadas de olivada o paté de olivas
albahaca seca
Preparación:
Lavamos y ponemos el sarraceno a remojo durante 1h como mínimo.
Cortamos las verduras en cuadraditos pequeños y salteamos en una sartén con un chorrito de aceite .
Escurrimos el sarraceno y lo incorporamos al salteado.
Mezclamos bien y añadimos el agua y un poquito de sal.
Mantenemos a fuego medio, hasta que se haya consumido el agua.
Lo ponemos en un bol y mezclamos con la olivada.
Servimos decorando con albahaca por encima
La olivada o paté de olivas podemos comprarlo hecho o prepararlo en casa.
Si la queremos preparar:  Quitamos el hueso a las aceitunas  y  las trituramos, añadiendo un chorrito de aceite.
Y a disfurtar..


jueves, 19 de febrero de 2015

Plato macrobiotico para hoy


Este es un plato macrobiotico en el que podemos ver todos los nutrientes.
Ideal para estos momentos, en los que todavía hace frío, pero las temperaturas han subido un poco y los días comienzan a alargarse.
Receta mijo con coliflor
Sopa de miso
La sopa la comeremos durante todo el año. Dependiendo de la estación en la que estemos la prepararemos con las verduras que corresponden a la estación.
En este caso , que todavía las temperaturas son bajas , la sopa es de raíces.
Ingredientes:
1 zanahoria
1/ 2 bardana
1 daikon pequeño
1/2 cebolla
alga wakame( tamaño 3 sellos postales)
Preparación:
Lavamos y limpiamos las raíces ayudándonos de un cepillo de verduras. Recordamos que es importante no pelar las raíces , ya que su piel contiene multiples nutrientes importantes como vitamina B12.
Cortamos todos los ingredientes en cuadraditos pequeños.
Colocamos una cazuela en el fuego. Cuando esté caliente añadimos un chorrito de aceite de sésamo.
Salteamos las verduras durante 3-4 minutos y cubrimos de agua abundante , añadimos el alga wakame , cortada pequeñita.
Primero fuego alto, después bajamos y matenemos durante 25-30 minutos.
Al final de la cocción añadimos  1 cucharadita de miso por persona. Recordamos que el miso debe deshacerse en caliente, pero no debe hervir.
Seitan encebollado
Ingredientes:
1 cebolla grande
200gr de seitán
shoyu
Preparación:
Cortamos la cebolla en medias lunas finas . Y el seitán en filetes de un grosor medio.
Ponemos una sartén a calentar. Cuando esté caliente añadimos la cebolla y una pizca de sal.
Dejamos unos minutos a fuego bajo para que saque su jugo.
Añadimos el seitán, y subimos a fuego medio.
Saleeamos añadiendo unas gotas de shoyu. Mantenemos durante 7-8 minutos y listo!

miércoles, 18 de febrero de 2015

martes, 17 de febrero de 2015

Azukis con calabaza y miso


Esta receta de azukis es de mis preferidas para esta legumbre que limpia y fortalece nuestro riñón.
Cuando preparamos azukis es muy practico cocer 1h con abundante agua y así, transcurrido este tiempo podemos retirar parte del líquido.
Consiguiendo té de azukis, que podemos ir bebiendo a lo largo del día y beneficiarnos de sus propiedades.
azukis
Ingredientes:
2 vasos de azukis
1/2 calabaza poti-marrón pequeña
1 cebolla pequeña
1 cucharadita de miso de cebada o arroz
alga kombu( tamaño 2 sellos postales)
Preparación:
Ponemos los azukis a remojo toda la noche con alga kombu
Al día siguiente , escurrimos el agua y ponemos en una cazuela a hervir con abundante agua.
Cortamos la calabaza en cuadraditos pequeños y la cebolla en medias lunas finas.
Transcurrida 1h de cocción retiramos parte del líquido. Y añadimos la calabaza al guiso.
Dejamos 20-25 minutos más.
Mientras tanto salteamos la cebolla en una sartén con un chorrito de aceite de oliva durante 10 minutos . A fuego bajo con una pizca de sal.
Añadimos una cucharadita de miso a la cebolla y mezclamos bien.
Incorporamos esta mezcla a la cazuela con los azukis . Dejamos 5 minutos más, a fuego medio, sin que hierba.
Delicioso y nutritivo.

sábado, 14 de febrero de 2015

Alimentos extremos, emociones extremas



Una alimentación de extremos provoca emociones extremas.
Nuestro organismo siempre va intentar llevarnos al equilibrio, a la supervivencia. Por tanto , si imaginamos una balanza en nuestro interior, cuando comemos alimentos  extremos yin,  el cuerpo nos va a pedir alimentos extremos yang para poder equilibrarse. Y así entramos en una balanceo sin fin, que nos lleva a una gran inestabilidad emocional.
Por ello es importante reducir o evitar el consumo de este tipo de alimentos.
Alimentos extremo yin: ázucar, chocolate, químicos, café, té, leche y yogurt, frutas, verduras tropicales, especias, tofu,cereales y harinas refinadas, endulzantes como: sirope, melaza… ,
Como nos sentimos si comemos en exceso estos alimentos:
Dispersos, dificultad de concentración
Incapacidad de concreción y materialización
Dificultad para llevar a cabo propuestas o ideas
Inestables , con altibajos de energía
Somnolientos y cansados
Tristes , melancólicos decaídos
Alimentos extremo yang: sal y condimentos salados, huevos,harinas horneadas, carne, quesos curados y salados, snaks salados comerciales( patatas fritas…)
Como nos sentimos si comemos en exceso estos alimentos:
Impacientes
Tensos, rígidos,  con dificultad para relajarnos
Enfadados
Intolerantes y agresivos
Controladores
Falta de empatía
Si queremos tener estabilidad  emocional, que alimentos son los que elegiremos a diario?
Alimentos de centro: cereal integral en grano, legumbres proteína vegetal(seitan y tempeh), verduras de las estación, algas, frutos secos y semillas, aceites vegetales
Estos alimentos a su vez también podemos clasificarlos en contractivos y expansivos. Aunque su energía no es tan extrema como la de los alimentos de extremo yin o  extremo yang.
Como nos sentiremos si comemos a diario estos alimentos:
Pacientes, tolerantes y flexibles
Con capacidad de adaptación
Con vitalidad y buen estado anímico
Estables y serenos
Capacidad para llevar a cabo nuestros proyectos
Capacidad de empatía y compasión

Extremo no es sinónimo de malo. Lo importante es el equilibrio.
Para conseguir una estabilidad emocional es importante que nuestros platos estén compuestos de un 80% de alimentos de centro y el resto de otros alimentos que nos darán polaridad y chispa.
Vivir en equilibrio emocional no significa estar siempre alegres, no enfadarnos nunca y tener siempre ganas y vitalidad.
Se trata de saber adaptarse a los cambios con serenidad y apertura.
Ser capaces de escuchar lo que queremos y tener la tenacidad para intentar conseguirlo.
Ser capaces de relacionarnos con los demás y con el medio con compasión, respeto  y empatía.
Tener la capacidad de  aceptar nuestros errores ,aprender de ellos y seguir caminando con paso firme.

Archivo del blog